• xaviergluque

La primera dona sòcia del Barça

El Barça, segons ha explicat el 8 de març de 2019, compta amb 37.863 sòcies, el 26,6% de la massa social del Club. El percentatge ha crescut els darrers anys, però no el nombre absolut, segons podem comprovar mitjançant aquest reportatge publicat a La Vanguardia el 27 de febrer del 2011. Aquí descobrirem qui va ser la primera. Edelmira Calvetó: la primera sòcia del Barça.

En1963, Rita Pavone popularizó La partita di pallone, donde lanzaba una queja femenina por aquellos domingos monopolizados por el fútbol. En España fue la granadina Gelu quien cantó la versión en castellano, con un estribillo que también hizo fortuna: “Por qué, por qué, los domingos por el fútbol me abandonas…”

Es de suponer que ni la Pavone ni Gelu eran seguidoras del Barça, un club especial en tantas cosas y también, de forma destacada, en la integración de las mujeres en su masa social.


Edelmira Calvetó

Actualmente, con 42.000 socias (el 24% del total), el Barça puede presumir de una grada familiar que no es fácil de ver en otros ámbitos similares. Sólo con sus socias el Barça ya tendría más seguidores con carnet que la mayoría de los clubs de Primera.

Pero todo tiene un origen y, en este caso, nombre y apellidos. Edelmira Calvetó Alzamora fue, en 1913, la primera socia del Barça. Tuvo que luchar para conseguirlo, porque desde los estatutos fundacionales el club de Gamper estaba reservado al género masculino. Ya en el redactado oficial de 1902 se señalaba que podían ser socios numerarios “los varones españoles o extranjeros… que tengan cumplidos los dieciséis años de edad”. Sin embargo, en la actualización estatutaria de 1911 se dejó el texto de esta manera: “serán socios numerarios las personas mayores de 14 años”. Aparentemente, la puerta quedaba abierta a las mujeres, pero fue un error porque poco después el club azulgrana se dirigió al gobernador civil para corregir “algunas erratas de copia” en los estatutos y en concreto señalar que “donde decía personas debe decir varones”.

Va haver de superar dificultats i, el 1913, Edelmira Calvetó esdevé la primera sòcia del Barça

En una entrevista con Edelmira Calvetó, rescatada gracias al eficaz trabajo de Manel Tomàs desde el Centre de Documentació del club, la propia interesada, cerca ya de los 80 años, recordaba aquellos tiempos: “Siempre iba a ver los partidos que jugaba el Barcelona con mi esposo y un amigo suyo. Ellos eran socios y yo quise serlo también”. Pero topó con los estatutos, y tuvo que echar mano de amistades (el futbolista azulgrana Francisco Armet en concreto) para conseguir su propósito. En 1913 se convirtió en la primera socia y le correspondió el número 74.

A pesar de las dificultades, el Barça abrió un camino y lo hizo en un contexto difícil, cuando las mujeres ni siquiera tenían derecho a voto en España, donde el sufragio universal no se aprobó hasta 1931. El Real Madrid expidió su primer carnet de socia en 1926 y el Barça ya tenía 194 socias en 1939, según el libro Locas por el fútbol de Eva Orúe y Sara Gutiérrez.

Ana María Martínez Sagi va ser, el 1934, la primera directiva del Barça

El Barcelona contó con secciones femeninas, primero de tenis, y luego de atletismo. Más adelante, en 1934, Ana María Martínez Sagi entró en la junta del presidente azulgrana Esteve Sala y se convirtió en la primera mujer directiva de un club de fútbol en Europa. Sobre su vida de película hay sobrada constancia en la hemeroteca de este diario (La Vanguardia del 23 de enero de 2000).

Edelmira Calvetó recordaba en su vejez aquellos partidos de inicios del siglo XX. “A veces yo era la única espectadora. Otras veía alguna más, pero era un caso raro”. Y proponía una teoría para el fútbol de los tiempos de Kubala, pero que quizás más de uno aprobaría hoy mismo: “Me indigno cuando oigo que les hacen zancadillas y les pegan patadas. Yo siempre dije que el Barcelona tendría que tener dos equipos, uno para jugar al fútbol y otro sucio y brusco para contender con estos equipos que van a buscar al hombre y no a la pelota”.

En 1921, cuando Edelmira ya era una socia veterana, los estatutos del club se adaptaron a la realidad y ya sólo hablaron de socios, de forma genérica.


67 vistas

© 2019 by Xavier G. Luque