1926: El debut del FC Barcelona a París

La Vanguardia 2 d'abril de 2013

El 11 de noviembre de 1926 el FC Barcelona se presentó por vez primera en París, rodeado de una gran expectación: “El mejor equipo español juega mañana en París”, anunciaba L’Auto en su primera página. Y señalaba: “Los campeones de España y de Catalunya llegarán hoy a la estación de Orsay a las 10 y posiblemente se dirigirán al estadio de Buffalo por la tarde, porque no quieren dejar nada al azar”.

El periódico deportivo parisino (que se convertiría en L’Équipe a partir de 1946) dio honores de gran acontecimiento a aquel amistoso internacional entre “los virtuosos” del Barça y el club local, el Red Star. Explicaba a sus lectores que los azulgrana “llegan con su equipo de lujo salvo la baja del doctor Alcántara, lesionado y retenido en su consulta, y los problemas de visado del alemán Walter, que seguramente se solucionarán”. Y añadía que el Barcelona “ya ha derrotado a los mejores equipos del mundo, empezando por los profesionales ingleses, el Nacional de Montevideo y el Sparta de Praga”.

Llegan con su equipo de lujo salvo el doctor Alcántara…

Para plantar cara a un rival de tanto fuste, el Red Star se reforzó con jugadores de otros equipos franceses. La superioridad que se adjudicaba al Barça era tan unánime que el administrador del terreno de juego, un estadio inaugurado en 1922 y que entonces acogía los partidos más importantes de Francia, ofreció un trofeo que estaba destinado al Barcelona “sólo si gana por más de dos goles de ventaja”. Dos días más tarde el trofeo llegaba a la estación de França con la expedición azulgrana, que encabezaba su presidente, Arcadi Balaguer.

EL AVISO DE LA PRENSA LOCAL

“El mejor equipo español juega en París; han derrotado a los ingleses, al Nacional, al Sparta…”

A LOS PIES DE SAMITIER

“Brilla con luz propia, es sin disputa el mejor delantero de Europa”, escribió Gabriel Hanot

La Vanguardia 2 d'abril de 2013
La Vanguardia 2 d’abril de 2013

El Barça se impuso por 1-4, ante más de 20.000 espectadores, con goles de Samitier (2), Sagi y Sastre. La prensa catalana también dio gran relieve al partido. El Mundo Deportivo incluso desplazó a uno de sus redactores, Joan Fina, quien por cierto fallecería en 1942 como consecuencia de un desgraciado accidente cuando seguía el desarrollo de la Volta a Catalunya. El partido se jugó un jueves, a partir de las 14.30 horas, y todavía el domingo la portada de Mundo Deportivo se dedicaba al encuentro, con siete fotografías que ocupaban toda la zona alta de la página.

En sus crónicas, L’Auto hizo referencia a “la belle exhibition” del FC Barcelona y se rindió a la superioridad del que era, en aquellos momentos, el mejor Barça de todos los tiempos. Lo entrenaba un ex futbolista austriaco, todo un personaje que a lo largo de su carrera fue conocido como Richard Domby, Jack Domby o Little Dombi (pequeña eminencia), pero que en realidad se llamaba Richard Kohn. También fue entrenador del Bayern Munich y del Feyenoord. La figura indiscutible del equipo era Josep Samitier. Así lo definió entonces el prestigioso crítico francés Gabriel Hanot, ex futbolista y años más tarde impulsor de la Copa de Europa: “Todos los jugadores del Barcelona son muy notables y uno de ellos, Samitier, brilla con luz propia en el cuadro de notabilidades. Es, sin disputa, el mejor delantero de Europa”. París se rindió al Barça.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*