La última genialidad del Mago HH

La Vanguardia del 19 de març 2000
La Vanguardia del 19 de març 2000

“Me llamo Helenio Herrera Gavilán. Nací en Buenos Aires, en el barrio de Palermo, hijo de padres andaluces. ¿Mi edad? Ninguna razón tengo para ocultarla. Nací exactamente el 17 de abril de 1916.” El paso del Mago HH por el FC Barcelona nunca podrá olvidarse. Llegó a un club acogotado por el omnipotente Real Madrid de Di Stéfano y en dos temporadas batió todos los récords. Las anécdotas de su paso por el fútbol español son incontables. Su capacidad para motivar a los futbolistas y atribuirse todos los éxitos, inigualada. Falleció en noviembre de 1997 en su retiro veneciano, pero sigue dando que hablar.

Nos tuvo engañados a todos: el misteri de l'edat real d'Helenio HerreraClick To Tweet

Fiora Gandolfi, su viuda, acaba de descubrir el último misterio de la azarosa vida de Helenio Herrera. No nació en 1916, como constaba en su documentación, sino seis años antes. En 1910. “Es algo increíble”, se exclama Fiora desde Venecia. “Siempre nos constó su nacimiento en abril de

Herrera al Camp Nou (1959)
Herrera al Camp Nou (1959)

1916. Sin embargo, yo empecé a sospechar al ver fotografías de su primera boda, en París, hace 63 años”. Aquel Helenio que contraía matrimonio con Lucienne Leonarde no podía tener “sólo” 20 años. Parecía mayor. “Me fui a Argentina en busca de su partida de nacimiento”, explica Fiora Gandolfi. “Y descubrí la verdad: nació en 1910, ¡tenía seis años más de los que todos pensábamos! Si lo llego a saber lo habría tratado de otra manera en sus últimos años, lo habría cuidado como a un anciano de casi noventa años, que es lo que era en realidad.”

Según la revelación de la partida de nacimiento de Helenio Herrera, cuando se hizo cargo del Barcelona por segunda vez, en 1980, había cumplido ya setenta años, aunque él declaraba 64. “Helenio –sigue explicando su viuda– nació en una zona de Buenos Aires denominada El Tigre. Es un delta, con varios islotes, y uno de ellos lo ocupaban emigrantes españoles e italianos, gente muy humilde. Su padre, seguramente porque no disponía del barquito para desplazarse, no lo inscribió hasta bastantes días más tarde de su nacimiento real. Años después, Helenio modificó su fecha de nacimiento. Simplemente le añadió una ‘colita’ al cero para convertirlo en un seis. Él era así, le gustaban estos engaños, pequeñas mentiras sin mala fe. Al fin y al cabo, todos los mitos tienen un origen misterioso, como Rómulo y Remo, ¿no le parece?”

Les memòries d'HH
Portada de les memòries d’HH

En una extensa entrevista biográfica concedida a Santiago Codina en las páginas de “Dicen…”, Herrera explicaba que sus progenitores eran españoles. “Mi padre nació en Estepona y mi madre en Gausín. Se casaron en España y aquí nacieron tres hermanos míos que, por haber muerto de niños, no llegué a conocer. Luego emigraron a Argentina, donde nacimos una hermana y yo. Más tarde toda la familia emigró de nuevo con destino a Marruecos”, donde empezó la carrera de HH.

En la misma conversación, el periodista se extraña de que Herrera dejara el fútbol activo en 1945, ya que, según las cuentas del propio interesado, sólo tenía 29 años. Ahora se ha descubierto que en realidad eran 35, una edad más adecuada para convertirse en entrenador. “Nos tuvo engañados a todos”, comenta Fiora Gandolfi con un cierto aire de admiración en sus palabras. “Helenio era así, un genio en todos los aspectos de su vida.”

La Vanguardia del 19 de març 2000
La Vanguardia del 19 de març 2000

Publicat a La Vanguardia el 19 de març del 2000

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

2 Comments

  1. El fet que tornés a entrenar l’any 1980 va fer que nosaltres el coneguéssim com els joves periodistes que érem llavors, Xavier. I això no ens ho pot treure ningú. Recordo que Pere Gimferrer va fer una columna d’opinió al respecte que em va agradar molt, dedicada a la figura del gran HH. Un geni, capaç de dir-li a Ramírez que era com Keagan i que aquest, un futbolista més aviat de segon ordre, es destapés amb una gran actuació a Las Palmas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*